Cerveceria Patagonia, fin de año inolvidable

Vivir una cena de fin de año en Bariloche, en la Cerveceria Patagonia, fue un evento que nunca se me hubiera ocurrido vivenciar, sin embargo, por una serie de episodios que detallaré debajo, tuve la enorme alegría de presenciar.

Soy Facundo, amigo de Soy Austral, y a continuación les cuento la crónica que viví el 31 de diciembre de 2017.

Cerveceria Patagonia, una cena de fin de año inolvidable.

Se va acercando esa fecha del año en la que uno se junta en familia, hace un balance de lo vivido y brinda por un año mejor que el anterior. Usualmente uno suele juntarse en la casa de algún familiar y por nuestras costumbres criollas, degustar de un buen asado maridado con unos tintos (el vitel thone y la ensalada rusa siempre presentes).


En el 2017 (para 2018), no hicimos eso. No estaba planeado tampoco. Teniamos un viaje planeado a Bariloche, con vuelta el 28 de Diciembre, pero a raiz de un paro de Aeronaúticos, los vuelos fueron reprogramados y la vuelta se nos corrió al 2 de Enero. Razón por la cual nos vimos obligados a pensar que hacer con La Cena de Fin de año.

Como somos amantes de la cerveza, se nos ocurrió la posibilidad de pasarlo en alguna cerveceria, y que mejor lugar que el Km 24.7 de circuito chico en Bariloche, la famosa Cerveceria Patagonia.

cerveceria patagonia

El hallazgo

Buscamos en la bendita internet, y encontramos que en Eventbrite estaba el evento organizado para fin de año en la cerveceria patagonia. El menu prometía bastante y el precio también cerraba, $1500 x adulto anticipada y $600 niños hasta 11 años anticipada o $1800 x adulto, $800 niños hasta 11 años, hasta 5 días antes del evento. Comparando con otras cenas de fin de año (desde $2000) en Bariloche, parecía un buen precio ya que además cubría el traslado desde el centro de Bariloche a la Cerveceria (24 kilometros). Y sabiendo que uno iba a tomar, y bastante, el hecho de no manejar hasta el lugar era la opción responsable.

Fue muy simple de reservar todo con la tarjeta de crédito.

El 31 de Diciembre a las 17.30hs, luego de pasear y almorzar en el centro, nos empilchamos y perfumamos (?) para dirigirnos al punto de encuentro (Puerta del hotel Nahuel Huapi), de donde salía el transfer hacia la Cerveceria Patagonia. Allí, nos recibió gente de Patagonia, tomaron lista y nos subimos al micro. Los primeros minutos del recorrido nos explicaron en que consistiría la noche y nos entregaron consumiciones, aclarando que no nos preocupemos por si estas se terminaban. El plan era que dentro de la cerveceria iba a haber distintos sectores, uno de fiambres patagonicos, otro de parrillas, otro de cazuelas, y la idea era maridar cada plato con las distintas cervezas que tiene Patagonia en su Brewery, que son muchas más de las que se consiguen en botella (más abajo adjunto el menú y las cervezas). Ya comenzamos a intuir que esta noche sería larga pero duraria poco.

Después de las distintas paradas del recorrido (5 aproximadamente), donde iba subiendo más gente al micro, hora y media después arribamos a Cerveceria Patagonia. Bajamos en la entrada y caminamos por un sendero, donde a la izquierda se divisan los campos de lúpulo.

cerveceria patagonia

Cerveceria Patagonia

Unos metros mas adelante, nos encontramos con la imponente fachada de la cerveceria y una mesa de fiambres patagonicos en la entrada. Corrimos a buscar una cerveza para acompañar esas delicias. Arrancamos con una Amber Lager, menos invasiva que la IPA en paladar y perfecta para degustar quesos varios, trucha ahumada, y otros fiambres.

Ya con el estómago esbozando una pequeña sonrisa, nos dirigimos al patio cervecero donde estratégicamente también se ubican las parrillas, patagónicamente (?) llamado “Sector de Fuegos”, en busca de unos amigos que llegaron en auto. Luego de los saludos, y con el sentido del olfato hiper desarrollado, divisamos que en las brasas se estaba cocinando un costillar que se servía al Sandwich. Subimos la apuesta, y lo acompañamos con una Session IPA 24.7. Nos acomodamos en las mesas y sillas que ofrece este sector, y nos fuimos amigando con la gente del lugar. Conforme los vasos se iban vaciando, más amistades se iban formando (!).

cerveceria patagonia

En ese momento nos percatamos que una pareja que nos habíamos ido cruzando a lo largo de nuestro recorrido por los 7 lagos, a la cuál apodamos “Trafúl” (por el primer lugar de encuentro) estaban presentes en el evento (vale aclarar que ellos también nos apodaban asi a nosotros). Estas casualidades son las lindas sorpresas que tiene el sur. Los integramos rápidamente a nuestro grupo y nos dispusimos a entrar al salón, con el objetivo de conseguir un lugar más acogedor y probar las distintas cazuelas. No encontramos lugar en la parte cerrada de la Microcervecería, con lo cual y visto que el clima acompañaba nos acomodamos en los sillones de la parte posterior de la Cerveceria. Cada grupo de sillones tenia un fogón cercano. Por las cosas del destino, quedamos ubicados en el sector con la mejor vista de toda la Cerveceria.

cerveceria patagonia

cerveceria patagonia

Llenamos nuestros vasos con Doble IPA y los camareros nos fueron acercando diversas cazuelas (Langostinos, Buñuelos de espinaca, Brochetes, entre otras delicias).

Con las agujas del reloj ya cerca de las 12, nos movimos nuevamente a un sector semi techado, buscando un poco más de calor. Un grupo nos hizo lugar en su mesa, y para esta altura ya éramos una familia numerosa dichosos del momento que estábamos viviendo.

Los camareros nos acercaron una cerveza creada para la ocasión, una suerte de cerveza alimonada con la desfachatez de querer ser champagne. Honestamente no se que intentaron hacer, porque nadie pudo tomar más de un sorbo, y todos volvieron a su fiel vaso de IPA.

Las 12, el 2018 y la fiesta

Dieron las 12 y hubo festejos, griterío y abrazos varios. La fiesta continuaba y para nuestra sorpresa se nos acercó un Mago a la mesa que practicó algunos trucos para el delirio de los presentes.

Mientras tanto adentro, se escuchaban diversas canciones rockanrolleras (?). Llenamos nuestros vasos, esta vez con Barley Wine y alla fuimos, a agitar nuestras cabezas y vasos.


La banda entretuvo al publico tocando hits variados de Soda Stereo, Pink Floyd, Guns N Roses, Depeche mode, entre otros.

El clima no podía ser mejor, y a esta altura de la noche pasamos a beber algunos tragos que los camareros estaban preparando. Tragos simples, desde Cuba Libre a Gin Tonic.

Ya acercándonos a las 3 de la mañana, empezamos a escuchar por lo bajo que los micros estaban calentado motores disponiéndose a emprender el camino de vuelta. Corrimos hasta ellos, no sin antes recibir unos souvenirs por parte de la organización (un vaso pinta de Patagonia para los caballeros, una crema o aceite corporal de lúpulo para las doñas).

La vuelta nos hizo recordar a los retornos de los boliches al hotel en época de viaje de egresados del secundario. Muchos volvieron durmiendo, otros cantando y otros tratando de contener risas y mareos.

Nos dejaron a 1 cuadra del punto de inicio y caminamos a paso torcido pero alegres hacia el hotel, donde nos esperaba un merecido descanso.

La atención por parte de la organización sobrepaso cualquier expectativa, se notaba en el ambiente que la gente que estaba trabajando también estaba disfrutando. Sin dudas fue una experiencia increible y la volveremos a repetir en los años venideros, nada mejor que arrancar un año con cerveza en alto.

Tan solo imagínense en ese lugar, rodeados de naturaleza, con cerveza en mano y vista clavada en el horizonte, creo que hasta las preguntas filosóficas más valientes que se hizo el ser humano tendrían miedo de que descubramos sus respuestas.

Me despido con esta frase camaradas, Venceremos (?)

No se puede vivir en un país de verdad a menos que se tenga cerveza y una aerolínea. Ayuda si hay un equipo de fútbol o armas nucleares, pero lo mínimo que se necesita es cerveza. (Frank Zappa)

Las Cervezas Patagonia degustadas fueron:

IPA

Porter

Session Ipa

Bohemian Pilsener

Doble IPA

Amber Lager

Barley Wine

Y las de ocasión.

El menú

cerveceria patagonia

¿Y ustedes? ¿Pasaron algún fin de año de esta u otra manera diferente a la clásica juntada familiar?


Deja un comentario