High Line y el Chelsea Market

En diciembre de 2013 estuvimos visitando la ciudad de Nueva York por 10 días, y lo que les voy a mostrar debajo, es lo que más me gustó, de toooooda la ciudad, el High Line y el Chelsea Market. ¿Por qué? Porque sintetiza para mí la capacidad de la ciudad de Nueva York de reinventarse. Año a año, mes a mes y día a día. Y obvio, porque #traingeek.

 

Foto http://www.thehighline.org/about

¿Qué es el High Line?

El High line es una estructura de vías elevadas en el west side, que va desde la calle 34 (Penn Station) hasta la calle Gansevoort (sería la altura de las calle 12 aprox). Sirvió desde sus inicios en 1934 a 1980 (año que dejó de utilizarse) como conexión ferroviaria industrial entre el sur de la isla de Manhattan y la estación central Penn Station.

 


 

Cuando en los ´80 deja de funcionar, comenzaron algunos lobistas su trabajo para tirar abajo esta línea y realizar desarrollos inmobiliarios en la zona, pero apareció Peter Obletz, un residente del barrio de Chelsea, activista y entusiasta ferroviario y obtuvo varios fallos de amparo a favor en la justicia para frenar su demolición. En 1999 se funda “Friends of the High Line”, un grupo de vecinos del barrio de Chelsea que comienzan una campaña para revitalizar el espacio y reinventarlo como espacio público de esparcimiento.

Visionarios totales estos pibes. Y por este motivo creo que el High Line sintetiza de alguna manera la idiosincracia del new yorker, reinventar, reciclar, buen gusto, manteniendo su espíritu inicial. Finalmente en Septiembre de 2012 se abrió al público el paseo que hoy considero el más lindo de todo Nueva York. Ah, y es Gratis, como cualquier otro parque.

 

Una postal clásica de un edificio que está sobre el High Line

 

El High Line cuenta con más de 10 accesos por escalera en todo su recorrido y tiene ascensores en cuatro puntos estratégicos para personas con movilidad reducida. Hay baños, y son ¡gratis!.

 

 

Durante el paseo se van a cruzar con varias obras de arte, como pueden ver en el mapa arriba, con las señalizaciones. Igualmente también encontrarán arte en grafitti en los edificios aledaños 😉 .

 

 

 

 

Nosotros lo recorrimos dos días distintos, uno de día y otro de noche. El atardecer en este lugar es hermoso, los colores para fotografiar son hermosos, y obviamente el anaranjado del invierno y algunos espacios aún verdes resaltaban muy bien para componer 😉 .

 

 

 

 

Se puede espiar las casas de los vecinos, backyards, sus ventanas y las clásicas fachadas neoyorkinas ahí bien cerquita.

 


 

 

 

 

Las vistas desde el High Line a las calles transversales. Lugares hermosos que invitaban a descansar

 

En un momento a lo lejos veíamos gente reunida y mirando hacia abajo, cuando nos íbamos acercarnos me había parecido ver una chica con su amiga muy estilo new york, o sea, me pongo lo que se me canta y está todo bien. #PrejuiciosCero #SociedadProgresista. La muchacha estaba “dibujando” con chocolate líquido.

 

Mi mujer me dijo “Bueno, suficiente fotos a la chica”. Eran fotos del aaaaaarrteeee 😉 . Igual unos minutos después, ella estaba así de relajada.

 

 

Como mencioné anteriormente, visitamos el High Line de día y de noche y es realmente recomendable porque uno presta atención a diferentes cosas y las luces de la ciudad también ayudan a disfrutar mucho del paseo.

 

Subiendo al High Line en la noche fría neoyorquina

 

Que a uno lo ponen así (?)

 

Y te das cuenta que ves el Empire State desde todos lados

 

Entonces te calmás, y contemplás, disfrutás del silencio intermitente, la soledad

 

El mismo edificio sobre el High Line pero de noche

 

Luego de las visitas, fuimos ambas veces al Chelsea Market, que se encuentra a la altura de la calle 16. Un mercado que se autodefine como un mercado de barrio con perspectiva global. No es no más ni menos que lo que proclama. Glorioso visitarlo, su decoración, sus puestos, para probar, comprar, comer rico, disfrutar de músicos a la gorra y mil cosas más.

 

Postales del Chelsea Market

 

Chocolatería Belga. Con mi nombre ; )

 

Chocolates para todos los gustos

 

¿Especias? ¡Las que quieras!. Detrás donde dice “Bienvenidos” había un puestito de comida mexicana que probamos y estaba genial

 

 

 

Eso fue todo, espero que les haya gustado y si no lo conocían ¡no duden en visitarlo!. Si fuiste, ¡contame cómo fue tu experiencia!


#LoveNYC 😉

10 thoughts on “High Line y el Chelsea Market

  1. El año pasado fui por primera vez a NY y teníamos planeado hacer el High Line el último día, pero hizo tanto calor que lo cambiamos por otro paseo más reparado del sol. Vuelvo el año próximo y es lo primero que quiero hacer! Me quede con ganas de recorrerlo tranquila! Muy bueno el post, gracias por compartir la experiencia.

    1. Gracias juli! Creo que no hay en ese sentido ciudad como NYC. Pero lo más interesante es que mantiene siempre ese espíritu hipster, reciclaje, estética… Un beso y gracias por pasar

    1. Gracias Juano por pasar y comentar. Mientras hacia el post y recordaba cada paseo que dimos me fui dando cuenta que es el lugar de Nueva York que me gustó!!! Volvería una y mil veces más!

Deja un comentario