Quito, una ciudad colonial

Quito es la capital de Ecuador, su nombre completo es San Francisco de Quito. Una ciudad que no deja de sorprenderte en cada rincón de su hermoso centro histórico, o de la zona de Plaza Foch, una plaza seca que reúne bares, restaurantes y cafés y donde prima la juventud, aunque todos sean bienvenidos 🙂 . La ciudad de Quito cuenta con casi 2.500.000 habitantes sumándole su área metropolitana. El quiteño es amable, sonríe cuando lo mirás a los ojos, y siempre está dispuesto a darte indicaciones cuando le preguntás.

En diciembre de 2015 estuvimos con mi mujer visitando la ciudad unos tres días y nos hospedamos en el barrio La Mariscal, que está entre el Parque Eijido, centro histórico y el Panecillo al sur y Parque La Carolina y Quicentro al norte. Es una zona realmente conveniente, a pasos de Plaza Foch también, serán unas siete u ocho cuadras. El barrio es tranquilo y seguro. Realmente no vimos ni sentimos ningún tipo de inseguridad mientras paseamos la ciudad, y la caminamos mucho.


El barrio La Mariscal. La esquina de nuestro hospedaje

Comenzamos visitando el famoso mirador “El Panecillo” que es una elevación natural de 3.000 metros de altura que está coronado por una escultura gigante de aluminio de la Virgen de Quito, creada por el español Agustín de la Herrán Matorras. Una obra inmensa realmente.

Virgen de Quito – El Panecillo

 

Vista desde El Panecillo con Tele a 200

Previa a la llegada a este cerro que te brinda una de las mejores vistas panorámicas de la ciudad, paseamos por el Centro histórico, pintoresco como la mayoría de las capitales o ciudades andinas, con una arquitectura colonial del siglo XVI que dicen los lugareños es la mejor conservada del mundo. Y realmente me pareció que no alardeaban.

Plaza central y Palacio de Gobierno

 

Convento de San Francisco

 

Casco histórico – en cercanía de La Ronda, la calle más famosa

En el casco histórico se encuentra La Ronda, que es la calle de artesanos, bohemia y llena de lugares para comer y beber. Tienen que probar la empanada de viento. Nada tiene que ver con las nuestras, mi mujer me dijo, “es una torta frita gigante con forma de empanada”, ustedes pruébenla 🙂 .


Calle de La Ronda

 

Calle de La Ronda

La Plaza Foch es otra de las zonas para comer o tomar algo, es del estilo de nuestra Plaza Serrano, digamos por buscar un parangón. Clave, es visitar el local Juan Valdez, aunque colombiano, es un gran café para degustar distintos tipos de café, tanto colombianos como centro americanos y el local de República del Cacao, que es puro chocolate y ese sí es bien ecuatoriano 😛 . Se encuentra bien cerca de la plaza, mirá el post acá.

Plaza Foch > ¡Foch Yeah!

 

En Juan Valdez, quiteños tomando café, luego de la foto, me descubrieron y me sonrieron

El teleférico de Quito es otro de los grandes atractivos de la ciudad, alcanza una altura superior a los 4.000 metros y realmente todo se ve chiQUITO 😉 . Es como estar mirando desde un avión, realmente.

Los días despejados se pueden observar al menos cuatro picos nevados y por supuesto, el volcán Cotopaxi. El recorrido dura diez minutos y comienza en 2.950 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Teleférico de Quito
Vista desde el Cerro más de 4.000 metros de altura
Flores a esta altura, es posible.

El precio es realmente económico para subir, pagamos cada uno U$S 7,50 dólares y realmente lo vale.

¡Conozcan Quito!. No se van a arrepentir de visitar esta ciudad y conocer a su hermosa gente.


One thought on “Quito, una ciudad colonial

Deja un comentario